Informe: la persecución religiosa a nivel global


Hace pocos días Pew Research Center publicó la versión más reciente de "Trends in Global Restrictions on Religion" [Tendencias de las restricciones globales sobre la religión], probablemente el estudio más completo y prestigioso sobre el tema a nivel mundial. Este estudio se publica hace varios años, por lo que permite evaluar como varían en el tiempo y en cada región las restricciones a la religión. Se miden los obstáculos para la expresión y práctica religiosa, identificando dos tipos: las restricciones gubernamentales (GRI), cuando surgen del propio Estado, y la hostilidad social (SHI) cuando la persecución proviene de otros ciudadanos.

Es importante tener en cuenta que el estudio solo mide los casos de persecución u obstáculos al libre ejercicio de la religión, y no el resto de los casos en los cuales sí se respeta esa libertad. Simplemente apunta a medir las restricciones comprobadas de acuerdo a los informes de numerosas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. En general, aunque halla alguna excepción, esas restricciones son sufridas por las minorías religiosas.

Entonces, ¿cuáles fueron los principales hallazgos del último informe? ¿Cuáles son las tendencias en términos de restricciones a la libertad religiosa a nivel mundial?

Las principales tendencias

De los 198 países incluidos, 16 tienen un nivel muy alto de restricciones gubernamentales. Esto representa una mejoría respecto del año anterior, cuando los países en el peor nivel de persecución eran 18. La lista de los gobiernos más restrictivos con la libertad religiosa está encabezada por China, seguida luego de un grupo de países de fuerte mayoría musulmana como Egipto, Uzbequistán, Turquía e Indonesia. También están incluidos en la lista Laos, de mayoría budista, y Rusia, de mayoría cristiana. Aquí vale tener en cuenta que el gobierno que presumiblemente tiene la peor conducta respecto a la liberta religiosa, el de Corea del Norte, no es parte de este estudio por carecer de fuentes fiables que aporten información sobre lo que ocurre en ese país.


En cuanto a las hostilidades sociales contra la religión, los países con un registro muy alto son 11, un descenso respecto de los 17 del informe previo. Encabeza la lista Israel, un país predominantemente judío. Se cuentan además varios países de fuerte hegemonía musulmana, como Iraq, Siria, Yemen y Pakistán, así como Sri Lanka e India, de mayorías budista e hindú, respectivamente.


Terrorismo y religión

Como contrapartida al decrecimiento en el número de países con hostilidad social hacia la religión, se ha visto un notable incremento en las actividades terroristas relacionadas a la religión. Esto se debe en gran medida a las acciones de Al Qaeda, Boko Haram y Estado Islámico. 82 países registran este tipo de actividades. En 22 de esos países la actividad se reduce a reclutamiento y recaudación de fondos. Pero en los restantes 60 ha habido víctimas personales como consecuencia del terrorismo relacionado a la religión. Por primera vez los incidentes de este tipo de terrorismo se presentan en países fuera de Medio Oriente, Norte de África y Turquía, la región donde tradicionalmente han tenido influencia.

El panorama global

Seguramente no es una casualidad que, en promedio, los mayores niveles de restricción a la libertad religiosa se dan en el norte de África y en Medio Oriente. Fuera de estas regiones, son especialmente preocupante las situaciones en China, India y Rusia, países todos de una gran cantidad de población. En cuanto a los países con mayores incrementos en las restricciones, se destacan Jordania (donde ha habido diversos conflictos violentos relacionados con la conversión religiosa de las personas), Malasia y Estados Unidos, donde ha habido un rebrote de conductas antisemitas, y en menor medida antimusulmanas.



Los dos grupos religiosos más grandes del mundo, cristianos y musulmanes, continúan siendo los que son perseguidos en una mayor cantidad de países. Los judíos siguen estando sobrerrepresentados en esa lista, ya que componiendo el 0,2% de la población mundial reportan ser perseguidos en 81 países. Otro grupo que ha visto aumentada su persecución son los hindúes.

El escenario en Sudamérica

Los países sudamericanos continúan siendo, en líneas generales, un espacio donde las restricciones a la religión son moderadas o bajas. Tal vez la excepción más notable sea Perú, que a pesar de haber sancionado hace pocos años una nueva ley de libertad religiosa continúa teniendo niveles relativamente altos de restricciones tanto gubernamentales como sociales. Sorprende ver a Brasil con un índice de restricciones gubernamentales muy bajo, pero con una hostilidad social al límite de entrar en la categoría de "alta".


Por su parte Argentina continúa teniendo un índice elevado de restricciones gubernamentales (siempre en relación al resto de Sudamérica), únicamente superado en este aspecto por Perú y Venezuela. Como contrapartida, el nivel de hostilidad social es bajo, aunque no tan bajo como en Bolivia, Ecuador y Uruguay donde parecen haber muy pocos incidentes. Esto da cuenta del grado de buena convivencia entre personas de diversas religiones en nuestro país, con la excepción de brotes antisemitas y de incidentes aislados.

#Libertadreligiosa #Persecuciónreligiosa #Egipto #Uzbequistán #Turquía #Indonesia #Siria #Yemen #Iraq #Pakistán #SriLanka #China #India #Rusia #MedioOriente #NortedeÁfrica #Sudamérica #Argentina #Brasil #Perú

66 vistas
  • Twitter - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram

© 2020 Centro de Estudios sobre Derecho y Religión.